¡Porque sí puedes!




Cuántas veces no te has levantado con esa idea/proyecto/reto/carrera dando vueltas en tu cabeza acompañado de la pregunta ¿Podré?

Está comprobado que la mayoría de las cosas que no logramos hacer o los proyectos fallidos vienen desde la idea y el miedo de poder lograrlo o no, la forma en la que te planteas las opciones o soluciones para llegar a esa meta son parte fundamental para el resultado.

Muchas de nosotras somos impulsivas y muchas otras tenemos una enorme desidia para la toma de decisiones, es real que pensar tanto las cosas o no pensarlas, definitivamente puede tener consecuencias y más bien el miedo no es a la idea, es a aceptar las consecuencias que tenga esta decisión y cómo vas a enfrentarlas.

Dicen por ahí que para que el miedo salga corriendo, primero debes correr hacía el. Qué pasaría si cambias el discurso o por primera vez piensas que más que un reto, es un objetivo y estableces los pasos para poder alcanzarlo.

¡Sí, sí puedes! Y no necesitas que nadie te lo diga, desde hace tiempo puedes hacerlo, solo no tengas miedo a enfrentar lo que venga ¿Qué puede pasar? Si sale mal, seguro encuentras la forma de arreglar las cosas, si no lo logras recuerda que solo es un mal día.

Si no consigues ese ascenso, vendrán más oportunidades. Si no consigues perder peso para tu boda, no importa, él se enamoró de ti, no del vestido. Si piensas que no eres buena mamá, en realidad ¡Nadie lo es! Si ese tiempo se subió en la carrera ¿Acaso es la última?

Deja de hacerte infinidad de preguntas y actúa, el camino más sencillo para lograr las metas, las que sean es INTENTARLO, intentar una y otra vez. Es muy seguro que tengas un ídolo femenino y seguro piensas ¿cómo logra todo eso? Pues, así como tú, seguramente muere de miedo en el primer momento, pero una vez que logra decir ¡Sí puedo! La barrera del miedo se rompe y todo fluye.

Quizá no lo sepas, pero eso que tú haces puede estar inspirando a otra mujer a dar el siguiente paso ¡ánimo! No se trata de NO tener miedo, sino de aprender a dominarlo. Nunca dejes de soñar, porque para ti no hay límites, solo debes creer en ti.


#InspirarParaCorrer

Rebeca Escobar

Rebeca Escobar

  • Corredora y fanática
    de las paletas de
    sandía

  • "Si correr nos convierte en locos, nos vemos en el manicomio"