DOLOR DE ESPALDA EN DEPORTISTAS




La columna vertebral está formada por vértebras, 7 cervicales, 12 torácicas, 5 lumbares, 5 sacras y coxis, es nuestro eje central y tiene unas curvaturas normales que son lordosis cervical, cifosis dorsal, lordosis lumbar, cifosis sacra, las cuales dan una amortiguación adecuada.

Cuando estas curvas ya sea por excesiva tensión muscular o por debilidad desaparecen o se acentúan, se puede perder hasta 10 veces la amortiguación, causando distintos padecimientos tales como:

  • Dolor al movimiento, al practicar actividad física específica o en posturas prolongadas.
  • Dolor nervioso o radicular: pueden existir adormecimientos y/o parálisis, un ejemplo es dolor ciático, puede deberse a una hernia discal, canal lumbar estrecho, fibrosis postquirúrgica, entre otros.
  • Traumatismos: fracturas e inestabilidad por algún golpe o choque fuerte, es importante identificar que no exista compromiso del canal medular o de una raíza nerviosa.
  • Problemas viscerales: en algunas ocasiones padecer malestar en estómago, colon, intestino delgado o grueso, riñón, hígado, pulmón, etc, nos puede causar dolor reflejo en columna, dependiendo el órgano.
  • Existen diferentes pruebas clínicas y de imagen para determinar qué tipo de padecimiento es el que está presentando un paciente.

Tratamiento

  • Disminuir dolor con masaje, electroterapia, medicamentos, buena alimentación, hidratación, descanso.
  • Disminuir rigidez y tensión muscular, a través de masaje, estiramiento, respiraciones, buenas posturas.
  • Aumentar la fuerza de la musculatura implicada, dependiendo el nivel al que este la molestia (cervical, dorsal, lumbar, sacro).
  • Disminuir edema y la presión sobre estructuras sensibles al dolor o neurológicas (movilizaciones)
  • Programa de educación de higiene postural a los pacientes.

Un programa para fortalecer diferentes segmentos de la columna vertebral es el siguiente:

  • Realizar un calentamiento de 10 min (por ejemplo caminar rápido, elíptica, bicicleta)
  • Realizar 3 a 4 series de 10 a 15 repeticiones cada ejercicio
  • Al final del programa hacer estiramientos pasivos suaves
  • Es importante combinar cada ejercicio con una respiración adecuada (inhalar profundo, y al exhalar realizar el ejercicio)
  • Realizarlos de preferencia bajo supervisión de un especialista, pues una mala postura puede aumentar la molestia.




Mariana Rodríguez Manzanera

  • Fisioterapeuta
    Lider del centro de fisioterapia Vitafisio