ELIUD Y SU VERTIGINOSA CARRERA RUMBO AL #BREAKING2




Los #SixMajors tienen una historia increíble alrededor del mundo, miles de corredores hacen planes para viajar a través del globo y poder colgar en su cuello esa preciada #SixStarMedal.

Recientemente uno de estos circuitos globales presenció algo histórico, aunque parece estar acostumbrado desde hace 9 años, a vivir este tipo de acontecimientos. Así es estimado lector, me refiero al Maratón de Berlin que tuvo lugar el pasado 16 de septiembre y su protagonista, el keniano Eliud Kipchoge quién al fin marcaría un nuevo récord en la distancia madre parando el cronometro en 2 horas 01 minuto y 39 segundos.

Esta marca, aunque sorprendente, no fue fácil para Eliud, ya que llevaba dos años tratando de marcar su mejor tiempo en el circuito más rápido del planeta, pero las condiciones climáticas en 2015 y 2017 no se lo permitieron, aunque en ambas ediciones se coronará con el primer lugar.

"No tengo palabras para describir este día", dijo Kipchoge después de convertirse en la primera persona que ha corrido un maratón en menos de dos horas y dos minutos. "Dicen que la tercera es la vencida" afirmó el campeón después de refrendar su título y obvio marcar el nuevo récord mundial convirtiéndose en el primer ser humano en correr un maratón en menos de dos horas dos minutos.


¿Pero, y el #Breaking2?

Regresemos un poco a la historia y, si hablamos de que Eliud es el primer hombre en correr por debajo de las 2 horas, 2 minutos es debido a que el proyecto respaldado por la marca de la palomita, la cual patrocina al atleta; no estuvo respaldado ni aprobado por la Asociación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF por sus singlas en inglés). Lo que tuvo como consecuencia que, aunque haya quedado a 25 segundos de quedar por debajo de las dos horas en la distancia de 42,195 metros, no se registró como récord.


El circuito más rápido del mundo

Este es otro tema rápido para aclarar, ¿por qué se afirma que las tierras germanas son el maratón más rápido? Bien, hasta el momento han sido 7 (con el actual registro), los récords rotos en este circuito: en el 2003 también de Kenia Paul Tergat marcaba el récord mundial en 2:04:55 cronometro que se mantuvio por cuatro años hasta que llegara el carismático Haile Gebrselassie bajando 30 segundos y marcando una nueva meta para los corredores del mundo, el tiempo: 2:04:26. Esto no le bastó al etíope quién al siguiente año regresaría a Berlín para disminuir por 27 segundos su mismo tiempo colocando un nuevo cronómetro en 2horas 03 minutos y 59 segundos, era el 2008.

El récord del “emperador” se mantendría por tres años, hasta que Patrick Makaku en el 2011 bajara 21 segundos al reloj maratónico, y parara la marcha del reloj con un tiempo de 2:03:38; se estaba haciendo historia, y ese capítulo para la humanidad duraría dos años más hasta el 2013; momento en que Wilson Kipsang le descontara 15 segundos a la marca anterior en keniata escribia su nombre en los registros históricos del maratón. Sin embargo, la dinastía de Kenia se hacía presente en un año después y Dennis Kimetto vendría a desplazar ese récord por ¡40 segundos! Dejándolo en 2 horas 02 minutos y 57 segundos, el primer maratón por debajo de los tres minutos, eso fue en el histórico 2014.

Cuatro largos años tuvieron que pasar, condiciones climáticas y deportivas no habían permitido al hombre de sonrisa amplia quebrar esa pared marcada por su compatriota en aquella competencia. La dinastía keniata mandaba a su mejor representante a ese veloz circuito.

La altimetría casi sin pendientes permitió a Eliud correr por debajo de los dos minutos; el keniata ha logrado correr la segunda parte del maratón por debajo de los tiempos registrados en sus primeros 21 kilómetros. A este fenómeno le llamamos “parciales negativos” lo cual no es cosa menor, ya que no solo es mantener tu ritmo de carrera como desde el inicio, sino llevarlo más allá y mejorar tu desempeño en la segunda parte de la carrera.

Las condiciones climáticas este año fueron benévolas, las otoñales calles de Berlín estaban a una temperatura promedio de 16 grados Celsius (14 grados al arrancar y 18 grados al cruzar la meta), y además aunque la inicio de la prueba corrió con sus "pacers", la mayor parte del recorrido lo hizo en solitario ya que dos de las tres “liebres” abandonaron antes del kilómetro 16.

Quienes estábamos en México viendo a través de nuestras pantallas (desvelados, por cierto), estábamos emocionados en ese último kilómetro el cual, Eliud corría asimilando a un sprint de entrenamiento de miles, promediándolo en 2 minutos 50 segundos y al ver su cruce levantar las manos y no, no se desvaneció, quería seguir corriendo con un ímpetu increíble y abrazar a su coach. Lo sabíamos; Kipchoge estaba haciendo historia no solo paraba el cronómetro en 2 horas 1 minuto y 39 segundos; le reducía 78 segundos a la antigua marca que dejaría Dennis Kimetto en el 2014. Cuatro años duró este largo capítulo en el atletismo mundial.

Hoy por hoy y con este tiempo el plusmarquista nos deja la duda si un hombre, si, un ser humano podrá lograr romper la barrera de las dos horas en un maratón certificado y posiblemente las calles germanas, la prueba berlinés sea el escenario para tan anhelado logro. Por ahora Eliud escribió en sus redes sociales; el 26 de septiembre: “Puedo decir que 10 días después todavía se siente como un sueño”.



Pedro Godínez Jiménez
Fotos: cortesía Nike

Pedro Godínez