LLEGA EL MARATÓN SE CIERRA UN MACRO CICLO




Estamos a unos días de la fiesta atlética más grande para la Ciudad de México, y tal vez del país. El maratón de la ciudad de México está tocando la puerta y para muchos, incluido un servidor se cierra un ciclo. Y me atrevo a decir que es una fiesta porque falta salir a las 7:30 a.m. y pararte en cualquier punto de la ruta para ver a los familiares, amigos conocidos y hasta corredores que declinaron por lesión: apoyar a los valientes que enfrentaran tal reto.

Y no solo eso, si eres participante de la prueba, tienes que ir mirando a tus compañeros de ruta que como tú están dando su mejor esfuerzo por completar los 42,195 metros a través de la ciudad. Y si tu ritmo y tu concentración te lo permiten, poder distinguir entre ellos a los personajes que nos ponen un ejemplo; ya no solo hablar del señor Alejandro “Peluches”, o de Fernando “Pato Fiel” o de los “Super Runners Con Causa” que van caracterizados, los personajes que le dan vida a esta fiesta son también el señor Pedro, en silla de ruedas y los “Halcones” que guían a tanto corredor ciego. Es una gran convivencia de esta, nuestra familia runner, que en este año está cerrando un ciclo.

Aunque si pueden notarlo, estamos en un macro ciclo deportivo muy importante; han terminado los juegos Centroamericanos en Barranquilla, Colombia: y México dio una cátedra en cuantiosas disciplinas; desde triatlón, nado artístico, gimnasia, lanzamiento de martillo, boxeo, pero sin duda las más celebradas por todos los practicantes de nuestro deporte, el atletismo; los 10,000 metros planos de Juan Luis Barrios, y la nueva marca en la rama femenil por parte de Patricia Sánchez en la misma distancia, y cerrando con broche de Oro, literal, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Madaí Pérez se trajo la presea del primer lugar en la prueba maestra: el maratón.

Y regresando al tema del Maratón Internacional de la Ciudad de México, cierra también un gran, gran macrociclo; termina la colección con la letra “O”, un ciclo de seis años de logros mediáticos deportivos y sobre todo de impulsar el deporte. Será la cúspide para muchos corredores que han llevado a cabo la odisea de correr cada una de estas ediciones y que verá completada esa palabra emblemática para nosotros M-E-X-I-C-O.

¿Qué viene para el maratón después?

Respecto a la continuidad del proyecto en diversos foros han sido claros el Maestro Horacio de la Vega y el actual director del evento Javier Carvallo; la tarea se ha hecho: se ha impulsado el deporte tanto a nivel nacional por parte del INDEPORTE como mediante el “running” con la campaña del maratón. Sin embargo el cambio administrativo sexenal nos trae la expectativa del cierre de ciclos y cambio de dirección ¿Qué pasará con el running a nivel local? Es una pregunta que al menos los organizadores y los que hemos estado al pendiente del desarrollo de la industria nos hacemos, sin duda otro gran ciclo se cierra en esta parte.

Con la modalidad de “Walking-Friendly” le dio la bienvenida a los caminantes la organización y amplio el horario de llegada a la meta a 9 horas. La última propuesta dentro de esta administración. Todo lo que venga sea innovador o no, queda dentro de esa nube llena de dudas dentro de nuestra cabeza, por ahora estamos convencidos qué por recorrer la ruta, por decirse maratonistas, o bien por tener la última letra, al menos, de la palabra “México” muchos querrán inscribirse al evento.

Y para prepararse para el maratón estuvieron activos varios programas, uno de ellos, muy conocido por todos: el serial de los “splits adidas”, el cual, nos llevo de la mano en carreras progresivas y preparatorias para el gran evento. El serial tuvo las distancias de 6, 9, 12, 16, y 30 kilómetros para preparar a todos los inscritos para la gran prueba el 26 de Agosto. Otro ciclo dentro de un gran ciclo, el preparar a consciencia una prueba con su periodo de carga necesario para dicha prueba es lo recomendable para nosotros como corredores, si deseamos seguir activos muchos años y sobre todo, evitar lesiones por sobre carga o sobre entrenamiento.

En fin, ese es tema de otra entrada, ahora lo que viene: terminar y perfilarnos para una prueba que demandará toda nuestra capacidad física, mental y deportiva. Estamos ya en el segundo semestre del año y las carreras que vengan ya formarán parte de otro ciclo, otro maratón, trabajar para bajar nuestro tiempo en la distancia que deseemos, o programar las carreras por participar de aquí a diciembre. Venga corredores disfruten el trayecto, disfruten la carrera; y si nos ven en la ruta, saluden.





Pedro Godínez