NUTRICIÓN ESPECÍFICA POR TIPO DE DEPORTE




Sabemos que la nutrición es un factor determinante en el desempeño deportivo y que el tipo de alimentación es específica según el tipo de deporte, es decir una gimnasta no se alimentan como un futbolista ni como un arquero al igual que ellos no comen lo mismo que un maratonista.

Es muy importante comprender en que se diferencian estos deportes y la respuesta es, en el tipo de sustrato energético que utilizan. Nuestro organismo tiene la capacidad de generar energía a partir de algunos sustratos como la glucosa y los lípidos y la utilización entre unos u otros dependerá en el tiempo e intensidad del deporte en cuestión.

Vamos a clarificar un poco y pensemos en la gimnasta que mencionamos anteriormente, su deporte es de corta duración y alta intensidad por lo tanto el sistema de energía que utilizará durante una rutina de piso con una duración de 5 minutos será el sistema anaeróbico, el cual se caracteriza por utilizar glucosa como energía.

Un maratonista debe correr a una intensidad moderada para poder mantener un ritmo a lo largo de los 42.195 km. De aquí viene la buena noticia que mientras corremos a una intensidad moderada nuestro cuerpo utilizará principalmente lípidos como energía. Si, es así como nos vamos deshaciendo de la molesta lonjita que no nos deja vivir en paz.

Si ahora enfocamos nuestra atención al futbolista podemos darnos cuenta que corre alrededor de la cancha por un largo periodo pero la intensidad varia mucho; en unos momentos puede ser muy alta mientras que en otros es mas bien moderada o ligera intensidad. Este deporte es un buen ejemplo en el que se utilizan ambos sistemas de energía en una proporción similar.

Con esto podemos entender que lo realmente importante es el tipo de combustible utilizado según la contribución del sistema aeróbico o anaeróbico. Y ojo, que quede claro que la carrera no solo utiliza lípidos como energía, quedamos que en su mayoría pero dependerá siempre de la intensidad a la que corremos. Por esto es primordial escuchar y seguir instrucciones de nuestros entrenadores pues cuando nos indican correr al 50 o al 60% es para ayudar a nuestro cuerpo a ser más eficiente con la utilización de lípidos como energía y por ende nos ayuda a perder grasa corporal y peso. Así que… ¡A seguir entrenando!





Ana Lorena Olea L.

  • Nutrióloga
    Nutrióloga en Jefe de Nutrición Dinámica.
  • Parte del equipo de Nutrición Dinámica