¿ QUÉ TIPO DE BEBIDAS DEBO CONSUMIR DURANTE Y DESPUÉS DEL EJERCICIO ?




Actualmente existen muchas opciones de bebidas para hidratarse durante y después del ejercicio: bebidas deportivas, sueros, agua de sabor, entre otros. La información que se nos da es mucha y confusa, por lo que es importante conocer cuál es la bebida ideal para mantener un buen estado de hidratación.

El agua de nuestro cuerpo tiene muchas funciones que son necesarias para el buen funcionamiento del organismo, entre ellas, ayuda a mantener el volumen sanguíneo y regular la temperatura corporal. Al realizar ejercicio el cuerpo logra regular su temperatura por medio del sudor ocasionando pérdida de agua corporal si no la reponemos durante el ejercicio. La bebida a elegir depende de varios factores como la distancia recorrida, la intensidad del entrenamiento o competencia y la cantidad de sudor que perdemos. Entonces, ¿cuál es la mejor bebida para hidratarse durante y después del ejercicio?

Cuando se corre una distancia corta o se tiene un entrenamiento poco intenso, el tomar agua simple durante el entrenamiento es más que suficiente para reponer las pérdida ocasionadas por el sudor. En estos casos, los electrolitos que perdemos al sudar se reponen fácilmente con los alimentos que se consumen como recuperación post-ejercicio y en las comidas principales.

En cambio, cuando tenemos un entrenamiento largo y/o intenso (mayor a 90 minutos) podemos recurrir a bebidas deportivas ya que por su composición ayudan a reponer las pérdidas de agua, electrolitos e hidratos de carbono que utilizamos. Es importante considerar que las bebidas deportivas están diseñadas para que el agua que contienen esté disponible de manera rápida para el cuerpo, ayudando así a mantener un buen estado de hidratación. A diferencia de otras bebidas con hidratos de carbono como los jugos y refrescos, los hidratos de carbono de las bebidas deportivas se encuentran en la cantidad y proporción ideal para evitar malestar estomacal durante el ejercicio.

Finalmente, después del ejercicio debemos de reponer tanto las pérdidas de agua como las de electrolitos (principalmente sodio) sufridas durante el ejercicio. Esto se puede lograr de varias formas:

  • Tomando agua natural acompañada con alimentos salados (galletas saladas, salmas, pretzels, etc.)
  • Tomando 1 a 2 vasos de agua mineral con sal y limón junto con la recuperación post ejercicio.
  • Tomando leche descremada, ya que contiene la proporción ideal de electrolitos para hidratarnos así como la combinación ideal de proteína e hidratos de carbono.
  • En competencias o entrenamientos largos e intensos se puede continuar con bebidas deportivas además del snack post-ejercicio.




Martha Arroyo Orvañanos

  • Nutrióloga especializada
    en ejercicio y deporte.
  • Parte del equipo de Nutrición Dinámica